Huerta urbana en espacio público

En un huerto-jardín, hay flores, plantas medicinales y comestibles. Por ejemplo, se encuentran caléndulas, ajos, ciboulette, orégano, albahaca, maíz, amaranto, tomate, ruda, perejil, manzanilla, etc. Se busca recrear un micro-ecosistema comestible y ornamental de temporada primavera-verano. Además de su uso comestible y medicinal, los productos de los huerto-jardines ayudan a atraer insectos mediante cierto tipo de flores y repeler plagas mediante cierto tipo de plantas. Se busca la interacción con otros artistas de la bienal y de sus participantes, para complementar la huerta en el interior del museo, y, también, de la biodiversidad en el entorno inmediato del parque.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.